Pintando con Arcillas en la bioconstrucción

La maravillosa ribera del Lago de Atitlán contiene hermosos secretos que están a pocos metros del agua. Cada camino abierto para que pasen las personas y sus vehículos, deja descubierto un trabajo de milenios de la tierra que se manifiesta en los colores que salen a la luz. Estos colores, materializados en tierra que brota desde lo profundo, son materia prima para realizar pinturas. Así también pueden ser aplicadas en trabajos de alfarería o acabados de bioconstrucción.

Jóvenes bioconstructores de San Marcos La Laguna, en Lago de Atitlán, participaron en este primer taller del 2017, donde aprendimos a identificar arcillas de color, transformarlas en pintura y utilizarlas para potenciar las terminaciones de una pequeña cabaña en construcción, realizada en bahareque y repellos de cal. Una capacitación para el propio rubro en el que se desenvuelven día a día.

A través de un aprendizaje colectivo, compartimos sobre cómo distinguir las arcillas en el camino o la montaña, cómo es el proceso que lleva desde el terrón hasta convertir la arcilla en pintura. Y así llevarlas a un diseño pintado por todos. Siete arcillas recolectadas son de la ribera del Lago de Atitlán, donde pudimos encontrar blanco, amarillo, rosa, morado, negro, café y gris. También utilizamos arcillas recolectadas en las montañas de El Papal, en Ixtahuacán-Huehuetenango.

Junto a los jóvenes participantes del taller, probamos distintas mezclas para hacer pintura de forma natural, así como también utilizando sellador, que se encuentra en el comercio. En ambos casos, la materia prima es la misma, la arcilla. Con este material pudimos experimentar mezclas con más o menos cal, clara de huevo, nopal y sellador. Los resultados quedan a criterio de quien lo va a utilizar.

La capacitación fue realizada en el espacio de trabajo de la Escuela de Construcción Natural Return to the Forest, facilitado por el colectivo Pelwenu, Leyla Sànchez y Markiño Ripetti. Los participantes son bioconstructores de oficio y habitantes del pueblo de San Marcos La Laguna, territorio maya kakchiquel.

 

 

Más info sobre Pelwenu, los facilitadores del taller, pinche aquí

 

 

One Response

  1. Lindas fotos y trabajo Markiño y Leyla, gracias por el apoyo!

Leave a Reply